Vuelta al Cole en el Hospital

Entraba el mes de septiembre y no sabía cuánto tiempo más me iba a quedar en el hospital ingresado, en aquella habitación llena de duros momentos que habían pasado hasta ahora. Tenía muchas ganas de volver al cole y encontrarme con mis compañeros, después de un largo verano, sin embargo, esa ilusión, esas ganas de salir del hospital cuanto antes y volver a clase se iban desvaneciendo poco a poco como una luz al entrar en un túnel.

Los médicos me explicaron que había un profesor en el hospital y que el se pondría en contacto con mis profesores para darme las clases. Al cabo de unos días Edu, el profesor que venía al hospi, se acercó a mi habitación a hablar conmigo y a explicarme cómo lo íbamos a hacer. Me dijo que de lunes a viernes íbamos a dar clases, las cuales no iban a ser muy largas, y siempre que yo me encuentre con fuerzas. 

La realidad es que nunca llegué a tener fuerzas para levantarme de la cama, coger el gotero e ir a la escuela, que estaba en la misma planta, pero me ayudaba a pasar la mañana de la mejor manera posible. Fue en ese momento, donde empezó a crecer lo que sería una gran amistad con mis compis del hospi: Ana, Álvaro y Lucía. La verdad es que todos éramos una gran familia. Recuerdo que, después de cada clase llegaba uno de los mejores momentos, en el que elegíamos un juego de mesa para jugar todos, y en ese ratino antes de irnos a comer o a nuestra habitación, todo eran risas. Y todo ayuda para poder luchar y vencer a esta enfermedad.

Según iban pasando los días me iba preguntando una cosa: “¿Dónde están mis enfermeras de hace una semana?” “¿No eran otras las que venían?”. Pues lo que ocurría es que las enfermeras que estaban eran de verano y claro, a mi me impactó pasar de ver a una enfermera joven a una enfermera más mayor, que llevan ahí toda la vida. Cuando vino una de esas enfermeras a ponerme la medicación y, después de que se marchara, le dije a mi madre: “Mamá esta enfermera es muy mayor, donde están las de todo el verano, ¿me han cambiado de planta?”. He de decir que todas son increíblemente cercanas y no hay ninguna de la que pueda decir lo contrario, por mi experiencia teníamos muy buena relación.

452

1 comentario en “Vuelta al Cole en el Hospital

  1. La fuerza que te da la risa, seguir como si todo fuera normal… Madre mía cuanta fuerza hay que poner en ello… Tú estás preparado para todo guapetón.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Eliss Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close